Berlin du bist mir ne Marke








Siento, sin poder asumir o hacer del todo consciente, muchas ganas de llorar.
La experiencia en Berlín trascendió todas las expectativas que pude haber tenido, buenas o malas. Se sintió siempre como si no se fuese a acabar, incluso ahora que ya casi amanezco en mi último día en la ciudad.
Quizás por eso las ganas de llorar, ésto que se siente tan bien, tan correcto, nuestro pequeño mundo construído, apropiado, de repente se va a convertir en un rompecabezas desarmado.
Porque este breve-eterno viaje llega al final que siempre se sintió tan lejano y que fue incluso quizás negado, no sólo por mí, si no por las vivencias mismas que perpetuaban a Berlín en mí.
La complejidad de Berlín y su contradicción tan evidente, constante y superpuesta en todo rato y en toda esquina.
Berlín recibió mis dolores y yo recorrí los suyos. Le compartí mi calma y Berlín la abrazó y la hamacó, acompañando en los momentos que imponían tanta desesperación como fortaleza.
Y es triste irse porque inevitable es encariñarse y entonces se convierte en una despedida. Como despedirse de un amor. Por más ilógico que suene, así es Berlín: la lógica no necesariamente ayuda.
Sin juzgar y sin mucho sentido, Berlín nos deja perdernos y encontrarnos con la sensación de libertad y seguridad de una ciudad en la que, por alguna razón, pareciera que las miserias del mundo no son invisibles.
Pero cómo llorar, si Berlín me hizo más fuerte. ¿Fuiste vos Berlín, o fuiste sólo una casualidad en una conyuntura?
Cómo podrías ser una casualidad Berlín.
Gracias por no serlo y no necesitar dar explicaciones al respecto.


















hacerseydeshacerse









Lo imponente, profundo, el temor.
Las olas inmensas que sin permiso nos tiran abajo cual torre de naipes armadas con una diversión y un entusiasmo ingenuo.
Lo voraz que arrasa, la sonrisa desvaneciendose, el golpe de la caída.

Si no hay nada que sea certero, no hay nada tan artificial como tu torpeza e indiferencia, es que hay algunos, yo sé, algunos que sufren, algunos que luchan consigo mismos y lo detestable fuera de ellos.


El rescate. Sí, vos. Vos y la mirada, la telepatía. Cuando como cachorro me hago bolita para que me abraces mientras duermo o pretendo.mos dormir.


































El golpe fuerte
-inmovilidad
esa insensibilidad.

el mundo tan   r i d i c u l o 
                               mi cabeza   e  s  t  a  l  l  a  n  d  o





Tu realidad mi condena. Mi realidad tu locura.




Movimiento irracional a una ruta, como viaje que no es viaje-aventura, es viaje-despertar. No hay real sentido.


Entonces nos suelta la mano.




























Líquido, empezás a deslizarte por los rincones -sucios- de un mundo quebrado, un mundo que necesita morir. 

Cómo armarse y soportar un pesar de lo que somos sol.itaria.mente, sol.edad

Nostalgia -sabrosa-


Tacto al que es inevitable rendirse, entregarse sin memoria, sin conciencia. Lo que deberia entenderse o juzgarse, lejano al instante congelado de la mirada que nos recorre y los ojos que se llenan de lagrimas. 

Nada mas allá de esas sábanas, ese rayo de sol, esa canción.



Desde el primer desgarro la herida es nuestra- o la herida es mia- o yo soy la herida.





















































Me dijo que se sentía sola, lejana a todo.

El desesperado. La desgarradora. La decadente. Lo patético. Lo hermoso. Lo destructivo.












































Lo que me rompe. Bienvenido entre angustias.

























"En cuanto a la libertad, tampoco era bueno interrogarse sobre ella, porque entonces uno dejaba de ser libre" J. P. Sartre























































.



Un abrazo lleno de amor envuelve y protege. La ilusión de lograr compartir lo bello hermoso que nos limpia,  de encontrarnos nuevos, extasiados con la locura de la libertad.

El azar que nos sorprende y nos brinda cada tanto una pequeña luz esperanzadora, un encuentro cuya intensidad excede el tiempo, el momento, y trasciende.

Chiquita mia, no te dejes vencer y no dejes de crecer o de creer. En algo mejor.





















.
Levantamos un puñado de tierra y la apretamos en las manos.
Con dulzura.
Allí está toda la verdad soportable: el contorno, la voluntad y los límites.
Podemos en ese momento decir que somos libres, con la paz y con la sonrisa de quien se reconoce y viajó alrededor del mundo infatigable, porque mordió el alma hasta sus huesos. Liberemos sin apuro la tierra donde ocurren milagros como el agua, la piedra y la raíz.

Cada uno de nosotros es en este momento la vida.
Que eso nos baste


-Saramago-
Heute bin ich in die Schule ganz kurz gegangen. Ich sage mich dass es gut so ist.



Ich habe ein Blog gelesen von einem Jung der in Venezuela ist und er aus Deutschland ist.
Ich habe gesehen wie er alles dass er macht erzählt, etwas dass ich nie mache, außer ich ein besonderes
 e-mail zu jemand schreibe.
Ich habe es immer gut gefunden, ich glaube man muss nur schreiben wenn es kommt.

Es stimmt aber dass wenn du etwas alt liest, kommen viele Gefühle dass sicher vergesst hast, oder dich nicht so gut erinnert hast. Und das ist unglaublich und schön.
Zu merken wie der Zeit vergeht, und viel wir leben, wie viel alles wechselt.




Deshalb habe ich gedacht ich würde etwas, etwas schreiben, obwohl ich erzähle nicht was ich gestern gemacht habe, oder was ich heute gegessen habe, es ist nur zu descargar.





Und ich gehe jetzt in die Stadt zu essen mit der Spanisch Klasse, weil sie maturieren, weil das Jahr ist schon fast fertig, weil ich bald zurück nach Hause gehe.
Wow.
.















Ich sage immer noch einmal und noch einmal dass ich meine Mama vermisse. Das ist eh normal, ich habe sie nicht gesehen seit acht Monate.
Acht.


Wir freuen uns, weil wir merken dass die Liebe immer stärker und stärker geht, oder vielleicht es war immer so stark und wir merken es nur jetzt.


Wir freuen uns auf unsere wieder sehen, mit diese Erfahrung, lernen wir zu beurteilen jeder Moment, jeder Zeit, jeder Blick dass wir teilen.


Wir freuen uns, weil unsere Familie, klein als es ist, hat über alles Liebe, und obwohl wir mussten durch viel gehen, wir haben es geschafft, wir haben es so gut geschafft. 
Und wir sind frei, und wir Lieben, und wir sind. (zusammen)


























-Ma, du bist schon alt, du brauchst keine Mama mehr.
-Es geht nicht an brauchen sonst an lieben.


















.
Ich kann nicht mehr schreiben.













Ich glaube ich muss einfach warten bis es wieder zu mir kommt.
 ich denke viele Gedanken und Gefühle verloren sich,
was kann ich aber machen?






Ich weiß, ich bin gerade so glücklich. Ich bin zufrieden mit meinem Leben, mit meinen Erfahrungen.
Ich glaube ich werde wieder schreiben, wenn ich ein bisschen ruhiger bin, wenn ich nicht so viele Sprache in mein Kopf habe, wenn ich zu Hause sitze und denke an alles was ich erlebt habe.



Unglaublich.






Ich glaube dass der Zeit dass ich noch habe, ist genau was ich brauche. Ich will nach Hause, aber noch nicht, überhaupt nicht.
Ich habe Gott sei Dank, noch viel Zeit zu diese Erfahrung fertig erleben und dann zufrieden weiter gehen.






Ich werde wieder schreiben können, das weiß ich auch.
 (aber nie auf Deutsch bitte).










Hoy con Irene cocinamos galletitas.
Es una receta rara porque no lleva ningún líquido.
Tiene harina, azúcar, nueces picadas y manteca. Ni siquiera la manteca se derrite.


        -Yo sé que se ve imposible, pero no lo es.
         Yo también la primera vez que las hice, cuando ví así todos los ingredientes
         pensé "no, es imposible, mejor ni lo intento".            
         Pero con paciencia, hay que apretar con fuerza y amasar mucho...



En verdad se veía imposible que eso se fuera a convertir en una masa.
Mientras Irene me hablaba yo pensaba en que esa receta y esas galletitas son como mi intercambio.
La clave de esas galletitas es que cuando las cocinás, apenas salen del horno hay que ponerles azúcar de vainilla, pero si te tardás y se enfrían, el azúcar no se pega, no se absorve y se cae.
En verdad quedaron muy ricas.
Ojalá así sea con mi intercambio y ojalá llegue a ponerle azúcar antes de que se enfríe.












.
Los dias grises y los mares de hojas, perdidas, que despues de tanto pudieron escapar.
Y el paisaje es amarillo, y ahora ven naranja, y la nostalgia me envuelve, me abraza, me acuesta.
Y a veces duermo con ella y sus lagrimas y a veces me divierto imaginando.




Que demente, este juego, que demente este humano, que inventa y experimenta y de aca salimos todos locos. . diferen.tes




Lejos no es de distancia, no es de kilometros, es lo mismo el mar, la montaña, aprenderse los paises o aprenderse los continentes.
Lejos es vivencias, lejos son abrazos y miradas.
Lejos no es malo, pero no es facil, lejos fick dich.




El viento y el frio y la niebla, que antes eran de cuentos y de novelas, ahora nos mueven los cabellos (los caballos?) seguimos caminando y andando, buscando algun lugar, buscando llegar o volver.




How can I explain (it's so hurd to get on). And these visions of Johanna, they kept me up past the dawn.

















.
.





Anoche tuve un sueöo pesado, un sueöo denso, como es usual ahora para mi, esos de los que es difícil levantarse, esos que te dejan desorientado y cuando te despertás tenés que tratar de acordarte quien sos o donde estas.
De repente volvía a Argentina, pero solo por unos días. O un día mejor dicho.
Volvía a mi casa y recogía todo lo que no me había llevado antes y pudiera necesitar, vestidos, remeras, total la valija estaba vacía, porque las otras cosas ya estaban en Austria.
Estaba siempre apurada, sin tiempo, corriendo,  todo estaba desordenado y tirado por todos lados y llegaba al aeropuerto con ropa en la mano y con la valija abierta, casi vacía.  Era un aeropuerto que parecía clandestino, todo oscuro, marrón, como oxidado, y el hombre del check-in era un gordo desagradable, sin dientes, con dos o tres de esos dientes grandes amarillos, gastados y se reía.
Cuando me volví a Austria, no entendía por qué era que había vuelto, y pensaba en quién había pagado esos pasajes y cómo.

Cuando llegaba a Austria tenía una fiesta de disfraces, asique tenía que empezar a buscar ropa, o alguna tela para arreglarmela porque no sabía que ponerme.
Entonces se me ocurre que en la pieza de la Vico puedo encontrar algo y desde mi pieza de Klagenfurt, bajo las escaleras, voy a la pieza de la Vico, reviso su ropero y no encuentro nada. Entonces vuelvo a la cocina de Klagenfurt y se me ocurre ir a mi garage, y bajo las escaleras y estoy en el garage. Empiezo a hurgar en el ropero y de repente me acuerdo que estoy en Austria, que mi garage está muy lejos, y suelto las ropas que tengo en la mano porque me doy cuenta que esas cosas no existen en realidad y me voy mientras el garage se queda como desapareciendo atrás mio.

Hacía tanto tiempo que no tenia la imágen del garage o de mi casa en la cabeza, cuando me desperté no entendía el sueöo, o en qué lugar estaba a la final, y levantarme fue mas difícil.



Hace poco también soöé que mientras caminaba por el centro, y agarraba la Herrengasse para ir desde Heiligengeiplatz a Alter Platz, de repente aparecía caminando por el centro de Córdoba, y estaba en la caöada, me la cruzaba a la Vico, nos abrazábamos, nos alegrábamos de cruzarnos, nos decíamos que nos extraöábamos y después como si nada por la misma calle me volvía a Heiligen de buen humor.




Es la mezcla de los mundos, que en los sueöos se conectan y se mezclan, cual el pasaje de narnia, o viajes en el tiempo o el espacio, lo cual es muy divertido y cuando me despierto me quedo pensando mucho en esos sueöos  y en las cosas que le andan pasando a mi cabeza.











.
You know, this is the time when your mind starts working like a switch machine, from one world to another, and suddenly you're here, and suddenly you're there, like travelling through space, or travelling through time.



I had had a hope to be growing, to be knowing, to be free.
And I am, but nothing's never how is supossed to be, how we thing it could be.
And sometimes it's like you're a baby growing up, sometimes you are astonished by everything and every detail, and sometimes it feels like you are wearing some uncorfontable clothes, that they don't fit you, and you can't move, not that much.



"You know, crying is important, and it cleans you, and it helps you to wake up the next day with new bateries, and shining sun.
But  crying it' also a hard work you know.





Wir haben schön Auge.
Wir haben.







The world continues going and going and the moon it's the same, and the sun it's the same, even though most of the times doesn't feels like it. Even though we look t the sky and see new stars.
-Well, it's that you are missing your roots, you don't have any roots here right now, but you'll see, with the time they will slowly grow.







Y haber partido se hace muchas veces dificil, y el alma tan sedosa, como respirando, se siente mas en la piel y en el cuerpo.
Y ahora tenemos nuestras emociones en una reunion de extraöos, pero si hay que reir o llorar tiene que pasar, porque ya no existen lugares donde no haya extraöos, eso ahora esta muy lejos.

Y la öööööööö que no esta, se nos quedo alla, con tantas otras partes de nuestro cuerpo.




De repente la cabeza y los pensamientos estan como un dulce viscozo y duro, y no se deja desarmar, no se deja liberar, y esta ahi adentro sin salir, sin salir.
Y la lluvia de palabras, y los cantos en susurro, y las risas de carcajadas, y los bailes de pies y cadera y los llantos dolorosos se quedan pegoteados a esa masa, se quedan abandonados, en el fondo de nuestra escencia, nuestro lugar o identidad o luna o cielo.



Pero cuando menos lo pensabamos, donde menos los pensabamos, los refrescos vuelven, y las lluvias limpian, y los pajaros cantan.
Va la vida sola, y nos lleva y deberiamos ir con ella, deberiamos renovar cada centimetro, cada gota,y volver a salir, volver a mirar, volver a respirar.






Y el mundo ya no es uno, y el mundo ya no es nuestro, y el mundo ya no es mundo y no queremos mundo.
Ahora ya son mundos, ahora son olores y gustos y colores que transportan esperanzas entre dimensiones que no son complices.
Estan perdidos, desenlazados, estan aislados, estan desentendidos.
Y nosotros venimos a ser ese pequeöo alfiler, que tironea y se marea, y mucha fuerza, para que esos diferentes planetas se vean y se  recuerden, que alguna vez fueron uno solo, que alguna vez tuvieron historia. Que es momento de dejar de mirar hacia otro lado y empezar a mirarse las caras, las pestaöas, los labios, volverse a conocer, hasta que terminen ya abrazados. Y entonces el alfiler ya machucado, que se dobla como la cuchara cuando el helado esta tan frio o como el cuchillo cuando la mermelada no quiere abrir. Entonces baila y se divierte y le gusta su nueva forma, que ya no es recta, ya no aburre, ahora tiene curvas y tiene formas.






Y en la calle, cuando me avivo de que es otoöo, voy como saltando, entre hoja y hoja, para pisarlas y escucharlas crujir. Y algunas son tan lindas, algunas son tan divertidas, me entienden y juegan conmigo, pero esas son las menos. Las otras son aburridas, estan resignadas a morir, a que se las lleve la niebla, o la nieve, y no quieren jugar, no quieren abrir.
Yo quiero ser de las hojas que crujen, y hacer ruido, que la gente me escuche cuando me pase, que se diviertan y volvamos todos a ser niöos, por un rato nomas.
.
















Brindamos por el viaje y por mis amigos.
Brindamos por nuestra familia.
Y ya me voy

















.
.




Me declaro la persona mas feliz, mas completa, mas afortunada y agradecida.



Cuantos abrazos, cuantos detalles, cuanto amor. Es que asi yo siempre voy a tener esperanzas de un mejor mundo .


...Cuando Bernardo acelero el reloj y me abrazaban y me daban regalitos y me despeinaban y me daban besos y me tironeaban y yo lloraba, moqueaba, rodeada del calor de los cuerpos y el bondi que se iba y yo que queria años y dias y semanas para abrazar a cada uno, decirle gracias, que los amo incondicionalmente, que gracias a sus abrazos, sus detalles y sus esfuerzos mi viaje ya es mas lindo, es mejor, que mi vida y yo somos mejores. Gracias a ellos. Gracias a su amor.
Y mi suerte que me cruzo con lo mejor de este mundo, gente que siente, que se la juega y que magnifico poder decir: esta es mi gente.





.











.






 En un momento del sueño, nada que nada, yo voy nadando. Llevas el vaso a tus labios, como si nada y me vas tragando, me vas tragando.












.



 .







Dentro de sus ojos crecían árboles. Era una extraña combinación de seres tranquilos, que se amaban, una especie de lealtad sin palabras y caricias naranjas. La grandeza no era algo que iba a perder nunca, por eso para las miradas todos estiraban el cuello hacia arriba y para los abrazos se ponían de puntitas de pie.
No se llamaba Fragante pero lo era y los griegos nunca se avergonzaron de que tuviera el nombre de sus dioses.
Nunca supieron cómo, existió una amistad que se inflaba de amor cada vez que las cuadras y las piernas las volvían a juntar, las volvían a vendar.

En el momento en el que se encontraban a punto de saltar sus ojos se llenaban de lágrimas. Lágrimas bellas, de emoción, de felicidad.
Un abismo que las desafiaba a arriesgarse y a soltarse del pasamanos, olvidarse de las almohadas, de los ayeres.

Era que la vida y el mundo no importaban,  porque ella sin hablar y sin saberlo  traía una simplicidad a la vida por la que muchos hubieran cortado cabezas si se hubiesen enterado de que existía.
Ya de tanta vida que cargaba no iba a dejar que se lastimara, la iba a cuidar y la iba a salvar, galopaba sobre la brisa tan rápido como podía, sabiendo que siempre iba a volver a dormir con sus abrazos esperando.

Es una adrenalina que les reproducía la vida una y otra vez, llorando que no tenía sentido, pero por suerte estaban ahí ahora y sentían que no importaba el sentido.
 Una vez que el mundo se dobló, las volcó a ambas en un mismo punto y cada vez que la vida se paraba a respirar era que estaban ahí de vuelta.
Y sí, se iban,  porque todos nos volvemos para atrás, porque todos nos terminamos, a nosotros mismos y a los otros.
Pero ya es algo que no vamos a olvidar y ellas tampoco. Porque son capítulos de escencias y de pasiones, amores incondicionles e irracionales.
Porque al final todos deberíamos saber que en nuestros ojos también crecen árboles.








.
Como bailando entre las tardes de rosadas nubes y rosados cachetes.
Mira las trenzas y los cabellos que se los lleva el viento, sus sonrisas se dibujan con sonidos del mar.
No tenía nada que contar, era que se juntaban, otra vez, nada mas porque sin verse se olvidaban de los sentidos y de las emociones.
Cuando volvían a sus casas lloraban porque sabían que un día la vida los iba a separar y ya no iban a tener con quien descansar de la vida. Era el miedo a ese día en que la vida llegara.
Después ya no ladraban los perros ni morían las flores de los cumpleaños.  Simplemente eran cantos de algunos grillos que molestaban a la noche.
Capaz algún casette viejo traía recuerdos de sueños o esperanzas ya gastadas, débiles, como comenzando a morir.
















.
Me encuentro con una persona pobre de alma, disfrazada de diablo, para no lastimarse.
No todos pueden vivir en la realidad. Hay circos que se arman para engañar a los niños, es que en realidad hay un payaso que está triste y no es de verdad su sonrisa de temperas. 




. No se por qué, me da la sensación de que las calesitas siempre olvidan, pero pueden seguir igual andando. Andando y andando.
Yo nunca.
Es una película que se repite una y otra vez en mi cabeza, de imágenes que sin parar me muestran lo que está escondido atrás de tu vidriera. Yo sé que si compro tus promesas, después se rompen, 
o me rompen.


Qué lastima a veces pensar que si antes no te quisieron, ahora ya es tarde, no pueden quererte, ni ellos, ni nosotros. Ya no es verdad que salimos por el mundo a buscar aventuras, ovejas y montañas. 
Ahora el mundo es cruel y frio, porque nunca nos diste algo para abrigarnos.
Sí, vos.
Vos no lo hiciste.
Y aunque pequeñas y saltarinas, todas las flores crecieron igual, pero ya no les digas que vos les diste sol. El sol estaba y no gracias a vos. 
Y todos formamos parte de todos, no podemos negarlo, no importa el tiempo, no importa el lugar. Es inútil luchar contra eso.
Pero ya no soy una calesita. No puedo olvidar. Para recordar a los golpes. Para volver a olvidar arrancándome cada pasado, cada presente.



Y duele arrancarse los pequeños vidrios que quedaron del vaso que se cayó,
se rompió,
y nadie pudo volver a armar.


Todos creemos que en el fondo, el payaso quiere sacarse los botones de colores, para salir a correr libre, libre de su pasado, libre de los circos, que nunca le dieron risas verdaderas. 
Queremos creer que en verdad la esperanza no nos abandona en brazos de una resignación que nos abraza con una lástima azul que se vuelve parte de nosotros.


Pero después de tanto. Con vos, creer no nos lleva a ningún lado.
Nos deja perdidos en el medio de la noche, sabiendo que no te importa por dónde nos perdimos.
Por dónde nos caímos,
por dónde nos morimos.













Cuando de repente empezamos a ver el cielo desvaneciendose y mostrandonos lo que hay mas alla.
Vamos a ir mas alla.





Cómo tantos viven y mueren por partir. Agarrar unos pocos bolsos y salir al mundo.
Qué mejor que el mundo.
Nosotros empezamos a contar pastos, a encontrar miradas, ¿cómo? Nunca pude partir una torta a la mitad.
Resultaba ser que no era como un globo que se escapaba, como libre a ningún, lugar, los globos nunca vuelven.







A veces pienso. Hace unos pocos días, mejor dicho.
Sí. Siempre me voy.
Pero siempre vuelvo.




Pero, pero, pero. Cada día las olas son mas grandes, como extraño jugar con ellas, mezclarnos, nadar juntas. El mar que te lleva, te arrastra, te chupa, te mueve. Relajado -el mar-  no le importa que hay abajo, no le importa que hay afuera.



Despertarse viendo otro sol, todos sabemos que es el mismo sol, también sabemos que no es el mismo.
Creemos que la vida nos desafía, y que decidimos correr el riesgo. Para divertirnos un poco.



Vamos a dar una vuelta, vamos a soñar con otras palabras, vamos a crecer, y no sabemos, capaz para abajo.



Cientos de especies que nadie conoce, porque ya no se conocen entre sí. Porque ya no se quieren entre sí. Ellos se levantan y viven. Junto con el sol, el mismo sol.
A ninguno le quedaba otra alternativa, mas que vivir.
Ya estaban muertos y no lo sabían,  solo a veces cuando se iban a dormir.


Sólo como la punta de una piedra que sobresale del medio del océano, con las olas que rompen contra ella, de noche y con viento, vientos silbadores.



Nunca supe silbar.
Nunca supe, nadie me dijo,
nadie me enseñó.
Nadie me contó que cuando sentías después morías.
Morimos tantas veces antes de morir.





Juventudes que bailan al son de los ritmos que ya ni escuchan.
Corriendo para no dormirse parados.







Cada vez que miran al cielo, se llevan el mismo aburrimiento en el pecho, que nadie sabe por qué duele, por qué quema. Todos sabemos que cuando viene, después se va, y eso nos da miedo. Nos da miedo agarrar de vuelta la bufanda, estrujarla con las manos mientras tragamos lágrimas y tragamos nudos.







Me llevo pedazos de tierra y de arena, pero no para construir un castillo de arena, como me decían cuando era chica. Esto es para tirarlos al viento y que caigan en algún lugar donde alguien les de una cálida bienvenida.



















.



















                                                   




Ain't it just like the night to play tricks when you're tryin' to be so quiet
We sit here stranded, though we're all doin' our best to deny it
and Louise holds a handful of rain, temptin' you to defy it.
Lights flicker from the opposite loft,
in this room the heat pipes just cough.


We can hear the night watchman click his flashlight
ask himself if it's him or them that's really insane.
Louise, she's all right, she's just near
she's delicate and seems like the mirror.


Inside the museums, infinity goes up on trial,
voices echo this is what salvation must be like after a while.
But Mona Lisa musta had the highway blues
you can tell by the way she smiles.


The peddler now speaks to the countess who's pretending to care for him
sayin', "Name me someone that's not a parasite and I'll go out and say a prayer for him"
But like Louise always says
"Ya can't look at much, can ya man?"
As she, herself, prepares for him.

























But if feeling good was easy, Lord, when he sang the blues,

feeling good was good enough for me.










.












Tienen que alcanzar lo mismo que les dieron a ellos.
Pero con su cuerpo y no con su suerte.
Nunca lo supieron ni lo sabrán. La vida no nos deja saber muchas cosas.


El sol despierta cada mañana, gracias le dicen los ojitos.
Es mejor con las manos tibias.
La cruda r e a l i d a d.




Con manchas en los cachetes, tierra en las manos y barro en los piecitos. Corriendo sin saber hasta donde va  a llegar.
¿Hasta dónde nos van a seguir?






Nadie tiene ganas de limpiar la vida que sobra, la que desperdiciaron aquellos.
Desperdigados por los pasillos van los bolsillos llenos de canicas, buscando una mano que los lleve a algún lugar.
Algún lugar mejor donde no nos griten las alarmas, donde no nos echen las campanas.


Cartas de amor a los encuentros fugaces. Pasiones que matan el tiempo y matan alrededores.
Miradas convertidas en risas. Abrazos que se hablan y se esconden.


Todos encontrados, todos cerca. Tantos lejos, ya no importan.
A veces todo se desarma y aunque nadie mas lo ve, de a poco, cansados, ellos lo vuelven a armar, lo vuelven a pegar, a su mundo olvidado.


Un mundo lejano que cada día pelea por levantarse.
Un mundo que algún día, espera ser mejor.















.


















Chiquitita tu boquita de limón, tan ácida, tan ácida.
Un sol amarillo que nos agarra de la espalda, caminamos para atras (como si quisieramos alargar vida).


Tantas calles grises dueñas de la noche en que perdidos nos encontramos.
Cada tanto, empezamos a sentir que sabemos donde estamos, nos olvidamos de que ya nunca vamos a dejar de estar perdidos, ya nunca vamos a volver.
Pero con cada paso se llena un pétalo de besos.
Se llena un mundo de miradas.
Se llenan de sentido.
























.